Niños y familia

Recetas para que los niños coman verdura

La hora de la comida puede ser una verdadera tortura para algunos niños. Si el niño es de buen comer, supone un gran alivio y descanso para los adultos, pero normalmente, cuando lo que está en el plato se trata de fruta o verdura, se desencadena un capítulo de verdadero terror.

Es el momento de las negociaciones, el inicio de una dura batalla para lograr que los más pequeños coman su ración de verdura. La solución: poner en juego la propia imaginación para encontrar formas originales de presentar y «ocultar» los vegetales en el plato.

Recetas como la tortilla de verdura, croquetas de espinacas, hamburguesa de pescado o tortitas de frutas os ayudarán a disfrazar esos alimentos que a los más pequeños les cuesta tanto comer, de manera que la hora del almuerzo, la merienda o la cena no se convierta en una continua pelea. Os contamos cómo prepararlas:

Tortilla de calabacín y zanahoria

Huevos

La tortilla es un plato, que por lo general, gusta a todos los niños. Ricette giallozafferano nos enseña una fabulosa receta para esconder la verdura entre un montón de patatas.

Ingredientes: 6 huevos, 100 gramos de calabacín, algunas hojitas de perejil, 50 gramos de queso parmesano, 50 mililitros de leche, 100 gramos de zanahorias, 80 gramos de jamón de york, aceite de oliva virgen, una pizca de sal y pimienta.

Preparación:

Corta las zanahorias y el calabacín en rodajas muy finas y cocínalas en agua hirviendo con sal. Posteriormente, pocha las verduras en un sartén con poco aceite e incorpora el perejil picado.

Bate los huevos en un bol, añade la leche y el queso parmesano rallado. Mézclalo bien y añade un poco de sal y pimienta. Posteriormente, incorpora las verduras y el jamón cortado en trozos pequeños. Por último, fríe la mezcla en una sartén.

Si quieres darle alguna forma original a la tortilla, extiende una hoja de papel de horno sobre una fuente, coloca encima los moldes o cortapastas de metal con la forma que más te guste, mantecadas y enharinadas por el interior. Introduce en ellas la mezcla hasta dos centímetrosde altura y cocínalo al horno a 190 grados durante 20 minutos.

Croquetas de espinacas

Espinacas

Las espinacas tienen un elevado valor nutricional y propiedades reguladoras por su alto contenido en agua y riqueza en vitaminas y minerales. Nos hemos inspirado en esta receta de elblogalternativo para preparar estas croquetas tan nutritivas.

Ingredientes: 230 gramos de espinacas, 150 gramos de cebolla, 1 ajo, 350 mililitros de leche (puede emplearse bebida de soja), 60 gramos de harina, 2 huevos batidos, pan rallado, sal, pimienta y nuez moscada

Preparación:

Pica la cebolla y el ajo muy finito y ponlo a pochar en una sartén grande con aceite. Añade después una pizca de sal.

Simultáneamente, hierve las espinacas troceadas durante cinco minutos y escúrrelas bien antes de echarlas a la sartén con la cebolla pochada. Añade la harina y remueve unos minutos hasta que quede bien mezclado.

Vierte la leche poco a poco mientras remueves la mezcla y espolvorea con pimienta y nuez moscada al gusto. Poco a poco, se irá endureciendo la masa y, cuando parezca que se va a pegar a la sartén es señal de que ya está lista.

Déjala enfriar para poder manejar mejor la masa. Coge la cantidad de una cuchara de la masa, dale forma con la mano y rebózala en huevo batido primero y en pan rallado después.

Si quieres que la capa exterior quede más crujiente, haz un triple rebozado: pásalo una vez por harina, huevo y pan rallado y repite de de nuevo huevo y pan rallado.

Fríe las croquetas en una sartén con aceite caliente. Cuando estén hechas, sácalas y colócalas en una bandeja con papel absorbente para que absorba el exceso de aceite.

Hamburguesa de pescado

Haburguesa de pescado

El pescado es uno de los alimentos que los niños se niegan a comer. Sin embargo, la hamburguesa se convierte en el plato por excelencia de los pequeños de la casa. Os dejamos una receta inspirada en hogarutil para que la preparéis en casa.

Ingredientes (4 personas): pan de hamburguesa, 1/2 kilo de pescado sin espinas, 1 zanahoria, 1 pimiento verde, 2 dientes de ajo, 4 hojas de lechuga, 1 tomate, 1 yema de huevo, aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta y perejil.

Para la salsa de mostaza: 100 gramos de queso de untar, una cucharada de mostaza, una cucharada de cebollino picado.

Preparación:

Pon a pochar la zanahoria, el pimiento y los ajos picados hasta que queden dorados y sazónalos después.

Trocea finamente el pescado, salpimienta y añádelo a un bol. Agrega la yema de huevo y las verduras pochadas. Mézclalo bien y amásalo todo a mano. Divide la masa en porciones de hamburguesa colócalas sobre la plancha untada con aceite, aplástalas y cocínalas 2 minutos por cada lado.

Para hacer la salsa de mostaza, mezcla el queso, la mostaza y el cebollino en un bol y remuévelo hasta que quede compacto.

Para terminar, rellena los panes con una hoja de lechuga, unas rodajas de tomate y una hamburguesa. Adereza con la salsa de mostaza.

Tortitas de frutas

Tortitas de fruta

Esta receta es una gran fuente de energía, ideal para el desayuno o la merienda.

Ingredientes: 100 gramos de harina, 1 cucharada de azúcar, 2 huevos, 125 mililitros de leche, una pizca de sal, aceite de oliva, la fruta que se quiera siempre que no sea demasiado acuosa (fresas, plátanos, peras, manzana, etc.).

Preparación:

Mezcla los huevos con el azúcar y la leche. Después, añade poco a poco la harina hasta que quede una masa homogénea y espesa.

Pon un chorrito de aceite de oliva en una sartén. Cuando esté bien caliente, añade la masa según el tamaño que le quieras dar a la tortita.

Sobre el lado que aún está líquido, coloca la fruta laminada. Espera a que la parte de abajo de la tortita esté hecha, y dale la vuelta.

Como ves, son recetas super originales y muy sanas, así que ahora, ¡a practicar!

Posts relacionados

Deja tu comentario

Comentarios 3

  1. Es que los niños no son tontos. Normal que no quieran comerse un plato de verdura hervida y ya está, yo tampoco me la comería. Si les ponemos la verdura de una forma más apetecible será más fácil que se la coman. Y si aun así no consienten en comerla pues toca camuflarla entre comidas que si les gustan. Un saludo y geniales recetas 😉

    Responder
  2. […] de nuestra dieta. Es importante tener en cuenta este plato tanto para los adultos como para los niños. Las ensaladas nos aportan una nutrición equilibrada y sana como pocos platos en nuestra cocina. […]

    Responder
  3. mariluz

    Las recetas son bonitas y se ven divertidas. Pero por experiencia digo que si a un niño le pones las frutas y las verduras a la vista no se lo come. Consultar a un nutricionista infantil. Estas recetas no sirven para los niños más difíciles.

    Responder