Recetas

Apunta las mejores recetas con soja texturizada

recetas

Desde hace ya un tiempo, la soja texturizada es un ingrediente clásico de las recetas veganas. Sin embargo, y debido a su importante valor nutricional, poco a poco su uso también se ha popularizado a nivel general. Prueba de ello es que muchos supermercados ya ofrecen este alimento en los lineales de sus productos sin gluten y ecológicos.

Si quieres descubrir cómo se cocina y que tipo recetas se pueden hacer con soja texturizada, hoy vamos a compartir contigo alguna de ellas. ¡Apunta!

Qué es y cómo se cocina la soja texturizada

La soja texturizada se ha convertido en el sustituto perfecto de la carne, de hecho se le denomina popularmente carne vegetal. Sin embargo, no todo el mundo tiene claro cuál es su origen y forma de cocinado.

Como se puede deducir por su nombre, la soja texturizada se obtiene de la soja, una legumbre, y su principal valor reside en la ausencia de aditivos químicos, colorantes en su composición.  Por tanto, al tratarse de un producto 100% natural mantiene intactas sus propiedades nutricionales: bajo en grasas saturadas y sal, está libre de azúcares, es una gran fuente de fibra y muy rica en hidratos y proteínas.

Por tanto, podemos decir que la soja texturizada es un alimento que bien merece hacerse un hueco en nuestra dieta, ya sea a través de recetas veganas o no.

Para poder cocinar la soja texturizada primero hay que hidratarla, ya sea dejándola en remojo en agua o caldo; o bien durante la preparación del plato. Una vez lista, ya estaría preparada para elaborar las recetas con soja texturizada como el ingrediente estrella.

Recetas con soja texturizada

Como hemos dicho, la soja texturizada también se llama “carne vegetal” por tanto, la mayoría de los platos en los que incluirlos es como alternativa a la carne. En este sentido, prueba a hacer las siguientes recetas:

Hamburguesas veganas con soja texturizada

Ingredientes:

Pon a remojo la soja texturizada con un vaso de agua caliente y mientras, pica muy fino el diente de ajo, el pimiento y la cebolla.

Cuando la soja texturizada ya se haya hidratado, elimina el exceso de agua apretando bien con las manos. Ahora, añade la harina, el chorrito de salsa de soja, el comino, el ajo, la cebolla y el pimiento que has picado antes. Salpimienta al gusto y amásalo todo junto.

Cuando la masa quede homogénea comienza a dividirla formando hamburguesas y fríelas en el aceite bien caliente. AL sacarlas de la sartén, ponlas sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

Y para terminar, monta la hamburguesa como más te guste: con lechuga, tomate, queso…. ¡y listo! Ya tienes tu primera receta con soja texturizada hecha, y ¡muy fácil! Vamos a por la segunda:

Salsa boloñesa para tu pasta y pizza

La salsa boloñesa es una de las salsas más conocidas para acompañar los platos de pasta y también como ingrediente de pizza. Ahora, y gracias a la soja texturizada también aquellos veganos o a los que no les guste la carne pueden disfrutar del sabor de esta salsa.

Ingredientes:

Para hacer la salsa boloñesa comienza echando un chorrito de aceite de oliva, agua o caldo de verduras en una sartén y cocina las verduras (cebolla, apio y zanahoria) durante unos 5 minutos a fuego medio-alto, removiendo de vez en cuando.

Añade la soja texturizada y la salsa de soja durante un par de minutos removiendo de vez en cuando.

A continuación, vierte un poco de vino tinto y déjalo en el fuego durante otro par de minutos.  Ahora, añade el tomate triturado y el caldo. Remuévelo bien y deja que se cocine durante unos 10 ó 15 minutos.

Una vez pasado el tiempo, ya estará listo para incorporar a la pasta o bien verter sobre la masa de pizza.

Albóndigas veganas de soja texturizada

albóndigas veganasComo no podría ser de otra forma, pone en remojo la soja texturizada en agua unos 10 minutos para que se hidrate. Pasado este tiempo, escúrrela muy bien.

A continuación, saltéala con un poco de aceite, sal, pimienta y ajo. Deja que dore y añádele el tomate triturado. Una vez cocinado, reserva.

Cuando se enfríe, haz bolas en forma de albóndiga y rebózalas en harina. Ahora, fríelas hasta que se doren.

Para la salsa de tomate, pica la cebolla en dados muy pequeños y póchalos en una sartén con aceite. Pasados un par de minutos, añade el tomate triturado, la sal, pimienta, orégano y perejil y deja que cocine hasta que comience a espesar.

Una vez hecha la salsa, ha llegado el momento de bañar las albóndigas con la salsa de tomate. ¡Uhmmmm!

Si quieres descubrir más recetas veganas, tenemos muchas más en el Blog de DIA.

Posts relacionados

Deja tu comentario