Moda y belleza

Remedios caseros para alargar tus pestañas

¿Tienes las pestañas cortas y siempre has querido alargarlas? Hoy te traemos la solución.

Tener las pestañas más largas es un deseo recurrente en la sociedad de hoy en día. Por belleza y estética, tanto hombres como mujeres sueñan con pestañas largas y voluminosas, parecidas a las de los anuncios, que casi rozan el efecto postizo.

Algunos dicen que hacerlas crecer es imposible. Otros aseguran que existen trucos caseros que contribuyen a ello. Aunque no lo hayamos comprobado nosotros mismos, confiamos en que nada es imposible. Por tanto, hoy compartimos contigo cuatro remedios caseros para alargar tus pestañas.

Aceite de ricino

Un tratamiento popular y eficaz para promover el crecimiento de las pestañas es el aceite de ricino tibio, también llamado aceite de castor. Aunque no es un producto muy conocido, funciona de maravilla.

Hazte con una brocha de un rímel usado, que ya no necesites, y límpiala bien. Sumérgela en aceite de ricino y, poco a poco, extiéndelo sobre las pestañas. Evita que esté en contacto con los ojos, ya que puede escocer e irritar la zona.

pestañas

Es recomendable repetir el proceso cada noche, ya que manteniendo los ojos cerrados facilita que el producto se absorba con mayor rapidez y facilidad.

El aceite de ricino también contribuye a la salud de las cejas y uñas, y la del cabello, combatiendo la caída de este. Se puede encontrar en tiendas de productos naturales y en algunas farmacias. ¿Te animas a probarlo?

Aceites esenciales

Al parecer, el aceite de ricino no es el único aceite que hace crecer las pestañas…

En un recipiente, mezcla una cucharadita de aceite de oliva, media de aceite esencial de rosa mosqueta y otra media de aceite esencial de caléndula. Deja reposar la mezcla hasta 10 días, y no te olvides de agitarlo antes de usar.

aceites

Cuando esté listo, con ayuda de un algodón o bastoncillo, aplícalo sobre las pestañas, suavemente y con los ojos cerrados. Pasados tres minutos, aclara la zona con jabón y agua tibia. Puedes repetirlo hasta dos veces al día.

Aunque es más laborioso y necesita tiempo, es una solución natural y muy efectiva.

Aceite de oliva y limón

Otro truco de la abuela con aceite, fácil y rápido, es una solución de aceite de oliva y jugo de limón. Además de ser un aliñe rico y popular en ensaladas y otros platos, también resulta ser un remedio fantástico para alargar pestañas.

pestañas más largas

Mezcla cuatro cucharaditas de aceite de oliva por cada cucharadita de limón en un recipiente con tapa y agítalo. Con un bastoncillo o algodón, extiéndelo sobre las pestañas y deja actuar durante aproximadamente 20 minutos. Luego, aclara y seca la zona. Al ser completamente natural, puedes hacerlo hasta dos veces cada día.

Manzanilla

Nuestro último secreto de hoy se encuentra en la manzanilla. Primero, hay que hervir la flor de manzanilla durante unos minutos. Después, deja el agua reposar varios minutos más hasta que adquiera una temperatura adecuada, ni demasiado fría ni demasiado caliente.

manzanilla

Moja un algodón en este mismo agua, aun con la flor dentro, escúrrelo un poco y pásalo por los párpados antes de irte a dormir. Asegúrate de tener la cara limpia y seca antes de hacerlo, para evitar el contacto entre diferentes productos.

Posts relacionados

Deja tu comentario