Hábitos saludables

Saltar en una cama elástica, el nuevo deporte de moda

cama elástica

Desde hace un tiempo, se ha popularizado un nuevo deporte cuyo origen está en un juego de niños: saltar en una cama elástica. La nueva disciplina en cuestión recibe el nombre de Jumping Fitness, y se trata de un  original entrenamiento que se creó en Brasil hace cinco años y que cada vez está acogiendo a más adeptos en nuestros país. Tal es así, que cada día son más los gimnasios que incorporan clases de este entrenamiento a sus actividades, y es que es una forma divertida y sobre todo, muy eficaz, de perder peso.

La práctica es muy sencilla: saltar sobre una cama elástica que tiene unas barandillas para poder hacer movimientos más complejos. Se trata de un entrenamiento que pueden practicar personas de todas las edades ya que al amortiguar el impacto en la cama elástica, no lesiona las articulaciones.

Beneficios del Jumping Fitness

Quema más calorías que el running

Como cualquier otra actividad de fitness, saltar en cama elástica tiene como principal beneficio el desgaste de calorías, y quemas muchas más que corriendo. Concretamente, según los expertos, se queman 3 veces más calorías en media hora de «jumping» que en media hora de «running».  Aunque el nivel de desgaste dependerá, lógicamente, de la intensidad del salto y la duración de la sesión.

Por otro lado, esta nueva disciplina deportiva tiene un fuerte impacto en el metabolismo en las horas posteriores al ejercicio, lo que permitirá que se sigan quemando calorías extras incluso horas después.

De esta forma, el Jumping Fitness se posiciona como la opción más efectiva para todos aquellos que quieran perder unos kilos de más.

Tonifica las zonas más conflictivas

Los monitores deportivos aseguran que el Jumping Fitness permite una efectiva tonificación de las partes implicadas. Se trabajan de forma intensa piernas, cuádriceps, isquiotibiales, glúteos, aductores y gemelos. De igual manera el core, los abdominales oblicuos y las lumbares también desempeñan una función muy importante para estabilizar el cuerpo en cada salto.

jumping fitness

¿Cómo y quién puede practicar Jumping Fitness?

Aunque es un deporte que no entraña grandes riesgos para la salud, sí es cierto que exige cierto nivel de condición física y  control articular. Por eso, deben evitar saltar en camas elásticas las personas con lesiones de rodillas y tobillos, mujeres con escaso tono o control de suelo pélvico, personas con problemas de vértigo o aquellas que no estén iniciadas en este ejercicio.

Si no estás entre estos grupos, puedes empezar a practicar Jumping Fitness cuando quieras. Si tienes espacio en casa, prueba a comprar una cama elástica y comienza el entrenamiento de manera moderada. Los monitores de esta actividad recomiendan llevar a cabo sesiones de salto de unos 15-20 minutos, mínimo tres veces por semana.

Y si no tienes sitio o te gusta hacer deporte acompañado, prueba a ir a una de las sesiones de Jumping Fitness que muchos gimnasios ya han incorporado en su oferta de actividades.

Ya sea saltando, corriendo, andando o nadando, lo importante es que hagas un poco de ejercicio de manera habitual, tanto por mantener la báscula a raya, como por salud, aunque ya sabemos que en verano, con el calor, parece que apetece menos hacer deporte. Pues bien, para que también puedas ejercitarte durante los próximos meses, aquí tienes una selección de deportes de verano.

 

Posts relacionados

Deja tu comentario