Niños y familia

Slime: qué es y cómo hacerlo

cómo hacer slime

Si tienes hijos pequeños, seguro que ya habrás oído hablar del slime, esa sustancia esponjosa y de colores llamativos con la que los peques de la casa se entretienen manipulándola con las manos.

La moda del slime, que está arrasando en redes sociales, nació en Estados Unidos y tal ha sido la aceptación, que en poco tiempo se ha convertido en uno de los principales entretenimientos de los niños. Y es normal, pues jugar con el slime además de divertido, es desestresante, también para los adultos.

En cuanto a dónde se puede comprar, internet ofrece una amplia oferta de slime en diferentes y vistosos colores, pero lo realmente divertido es hacerlo tú mismo.

¿Cómo hacer Slime?

Para hacer Slime tienes que utilizar una serie de ingredientes como bórax, agua caliente, cola blanca, y colorantes alimentarios. Necesitarás recipientes y una batidora manual.

Ingredientes

  • 1 cucharadita Bórax.
  • 1/2 taza de agua caliente.
  • 1/2 taza de cola blanca.
  • 2 recipientes pequeños.
  • Colorantes alimentarios.
  • Un batidor manual, pero si no lo tienes puedes usar una cuchara.

Paso a paso

  1. Lo primero que tienes que hacer es poner una taza de agua caliente en un recipiente y agregar la cucharadita  de bórax  y luego lo disuelves.
  2. En el otro recipiente colocas la media taza de cola blanca y la media taza de agua caliente y lo mezclas hasta que quede uniforme para después agregar el colorante alimentario sin parar de remover.
  3. Ahora te toca agregar de poco en poco la primera mezcla a la segunda y luego lo remueves. Se va a ir formando una masa que no se pega en las manos, y si lo sacas de inmediato vas a obtener un slime un poco duro, pero si lo sigues removiendo será un poco más flexible. Sácalo del recipiente y amásalo sobre una superficie lisa mientras seca un poquito y ya estaría listo.

Para conservarlo, puedes guardarlo en una bolsita y meterlo en la nevera.

¡Ojo! Debes saber que el  bórax es un compuesto importante del boro y que ha habido casos donde niños han sufrido quemaduras en la piel por culpa de este material, pues es muy fuerte. De hecho, el bórax se utiliza normalmente en la elaboración de detergentes, suavizantes, jabones, desinfectantes y pesticidas. Se utiliza en la fabricación de esmaltes, vidrio y cerámica.

Así que si prefieres no correr riesgos innecesarios, puedes sustituir el bórax por otros materiales como puede ser detergente líquido o incluso maicena.

Así que, ¿a qué estás esperando para comenzar con esta divertida manualidad? Aprovecha el invierno para organizar talleres DIY junto a los peques. ¿No se te ocurre qué más hacer? Las manualidades para niños con hueveras son baratas y sencillísimas.

 

Deja tu comentario