Recetas

¿Es posible disfrutar de snacks saludables? ¡Pues claro!

snacks saludables

Recurrir a una bolsa de patatas, alguna chuchería o productos dulces ultra procesados es una solución fácil cuando se tiene hambre entre horas. Sin embargo, existen muchas alternativas de snacks saludables que pueden saciarte de una manera mucho más sana y natural. Toma nota de las siguientes recetas que hoy compartimos contigo con las que combatirás el famoso “hormigueo de estómago” de media mañana o media tarde sin temer a la báscula, el colesterol o el azúcar…

Ideas de snacks saludables

Yogur, fruta y cereales, la combinación perfecta

Tomarse un yogur o una pieza de fruta es la clásica forma de terminar con el hambre, pero… ¿por qué no unir ambos alimentos? Además de sumar sus respectivos beneficios, te beneficiarás de todo su sabor. Un ejemplo de esta deliciosa combinación es tomarte en un bol yogur natural con kiwi. Y si además le añades una cucharada de copos de avena, el resultado no puede ser más saludable. Esta receta es tan fácil y saludable que bien podría servir de desayuno e incluso te lo puedes llevar a la oficina.

yogur con frutaActiva tu corazón con nueces

Aunque no lo creas los frutos secos es una excelente forma de cuidarse a media mañana. Lógicamente, nos referimos a los frutos secos al natural. Por ejemplo, las nueces. De hecho, se trata del fruto seco más saludables que existe debido a su equilibrada composición. También es uno de los más grasos, -de ahí que haya que consumirla con moderación- pero su alto porcentaje en ácidos grasos buenos hacen de las nueces un alimento más que recomendable. Además, cuidan el corazón, equilibrando el colesterol bueno y malo; tienen efecto antiinflamatorio; son una valiosa fuente de Omega-3; previenen la aparición de cálculos biliares y, por si fuera poco, tienen efecto saciante, por lo que muchos regímenes de adelgazamiento recomiendan su consumo. ¿Se le puede pedir más a una nuez?

Para los golosos: galletas de avena y plátano

Y si eres un entusiasta del dulce y no quieres renunciar a ello, tampoco hay necesidad. Afortunadamente, también es posible cuidarse disfrutando de tu sabor preferido. Prueba de ello son las galletas de avena y plátano. Para comprobar por ti mismo lo ricas que están, solo tienes que coger 100 gramos de copos de avena y dos plátanos maduros y mezclarlo en un bol aplastándolo con un tenedor. También le puedes añadir alguna fruta desecada o fruto seco, como pasas o nueces. Después, lo horneas 15-20 minutos a 180º y las dejas enfriar. Fácil, ¿verdad?

¿Y para las visitas?

Tomar snacks saludables no solo es para media mañana o media tarde en casa o en la oficina. También es una estupenda alternativa con la que recibir a las visitas en casa.  En este sentido, ejerce de perfecto anfitrión elaborando un hummus casero con crudités.

Para ello, corta las verduras en trozos longitudinales: zanahorias, pepinos, espárragos verdes, nabo, rabanitos…

Ahora que ya tienes los sticks, prepara el humus batiendo medio kilo de garbanzos cocidos, un chorrito de aceite de oliva, dos dientes de ajo, zumo de limón, una pizca de sal y de pimentón rojo. Una vez hecha la mezcla, estará listo para servir.

¿Y qué pasa con los peques de la casa? La hora de la merienda es el momento ideal para que los niños disfruten de tentempiés saludables, olvidándose así de la bollería industrial. Aquí te dejamos ideas de meriendas sanas para los niños.

Posts relacionados

Leave a Reply