Recetas

Strudel de manzana

Con el frío del invierto a veces el postre se nos resiste un poco, pero esta vez tenemos la solución: delicioso y calentito strudel de manzana. De origen austriaco, consiste en un rollo de masa muy fina relleno de una compota de manzana aromatizada con canela, nueces y pasas. Si utilizamos manzanas reineta no habrá ningún comensal que se nos resista, puesto que le aportan un sabor ácido especial e ideal para este tipo de postre.

Esta y otras recetas las encontrarás en Demos la vuelta al día.

Ingredientes

  • Harina (300 gr.)
  • Sal (pizca).
  • Agua templada (125 cc.)
  • Huevo (1 unidad).
  • Aceite (2 cucharadas).
  • Manzana ( 200 gr.)
  • Azúcar ( 120 gr.)
  • Canela molida (al gusto).
  • Esencia aroma de vainilla (al gusto).
  • Uvas pasas (100 gr.)
  • Nueces (5o gr.)
  • Pan rallado (2 cucharadas).
  • Mantequilla (30 gr.)
  • Ron (al gusto).

Preparación

Paso 1:

Comienza elaborando la masa. Vuelca la harina en un bol amplio, incorpora el huevo, el aceite, el agua y una pizca de sal. Comienza a amasar los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea. Una vez que tengas la masa deja que repose una media hora a temperatura ambiente en un bol y tapada con un paño. Mientras prepara el resto de ingredientes.

Paso 2:

Mientras la masa reposa, pon a hidratar las pasas en agua templada. Pela las manzanas, córtalas a la mitad y retírales el corazón. Saca láminas finas de cada una de sus partes.

Paso 3:

Ahora, añade la mantequilla sobre una sartén y acércala al fuego. Cuando se haya fundido incorpora las láminas de manzana, vierte el ron sobre ellas y saltéalas unos minutos a fuego fuerte para que se evapore el alchohol y además, con este paso le restaremos un poco de agua a las manzanas para que no humedezcan demasiado la masa.

Paso 4:

Mezcla junto con la manzana la canela en polvo, la esencia de vainilla, el azúcar, las nueces y las pasas bien escurridas. Remueve bien y reserva mientras estiras la masa.

Paso 5:

Con la ayuda de un rodillo, estira la masa. Ha de quedar bien fina para que aporte ese crujiente tan característico del strudel. Una vez la hayas estirado divide la masa en cuadrados, el tamaño lo eliges tú.

1028-IMGL0563

Paso 6:

Espolvorea un poco de pan rallado en la base de cada cuadrado, sin llegar a los bordes, el pan rallado evitará que la humedad del relleno llegue a la masa. Pinta los bordes con un poco de huevo batido y coloca unas cucharadas del relleno en el centro.

Paso 7:

Cierra la masa formando un rectángulo, ha de quedar bien sellada para que el relleno no salga al exterior durante el horneado. Deposita cada uno de los strudel de manzana sobre un papel de horno y pinta su superficie con un poco de huevo batido.

Paso 8:

Hornea los strudel de manzana, con el horno ya precalentado a 180ºC, durante 25 minutos aproximadamente o hasta que veas que han quedado bien doraditas y crujientes por fuera.

Presentación:

El strudel de manzana se suele servir recién hecho y todavía caliente, generalmente con algo de azúcar glas espolvoreado sobre él.

Sugerencia:

La combinación del caliente del strudel de manzana acompañado con una bola de helado de vainilla DIA te sorprenderá.

Posts relacionados

Comments 1

  1. Juan

    Muy buena idea, pero al ser diabético no debo probarla. Me gustaría poder hacer algo pero que pueda comerlo .

    Responder

Leave a Reply