General, Recetas

Strudel de espinacas y queso gorgonzola

Strudel

Strudel, literalmente significa “enrollado”. Y así se hace, haciendo un rollo con una masa, rellena. La receta original es un postre típico de Austria y el sur de Alemania que surgió, al parecer, en 1696. La biblioteca de Viena guarda a buen recaudo un manuscrito con la receta original. Pero lo cierto es que existen cientos de versiones, tanto dulces como saladas. Hoy, te presentamos una deliciosa opción salada: strudel de espinacas y queso gorgonzola.

Ingredientes para 4 personas:

  • Queso gorgonzola (150 gr.)
  • Espinacas (400 gr.)
  • Masa de hojaldre (1 plancha).
  • Ajo (2 dientes).
  • Cebolla (1 cebolla).
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.
  • Pimienta negra.
  • Chile rojo o guindilla (1 ud.)

StrudelPaso 1:

Pela la cebolla y pícala en una brunoise muy finita, es decir, en daditos tan pequeños como puedas. Pela el ajo, pártelo por la mitad para retirar el germen y cuando tengas las mitades de ajo sin el germen central, pícalos también muy finito.

Paso 2:

Acerca una sartén al fuego con un hilito de aceite y, cuando esté caliente, incorpora la cebolla, el ajo y la guindilla entera o partida en dos trozos, sin semillas. Pocha despacito, a fuego suave para que no se quemen, hasta que la cebolla esté blanda y transparente, lo que le llevará, aproximadamente, unos 5 o 7 minutos. Antes de incorporar las espinacas es momento de quitar la guindilla que ya habrá dejado su sabor. Ahora bien, si te gusta mucho el picante, puedes dejarla. Añade las espinacas y sigue cocinando unos minutos más hasta que se ablanden un poco. Si soltaran mucha agua, sube el fuego y cocina hasta que se haya evaporado.

Paso 3:

Una vez que estén hechas las espinacas aparta del fuego y deja templar un poco. Cuando ya esté tibio, incorpora el queso gorgonzola partido en trocitos.

Paso 4:

Estira la masa de hojaldre con la ayuda de un rodillo hasta dejarla bien finita, pero cuidado que mantenga su forma rectangular. Pon el relleno en el centro y extiéndelo hacia afuera, sin llegar a los extremos y enrolla cuidadosamente hasta formar un rollito.

Paso 5:

Bate el huevo y pinta con él tu strudel de espinacas y queso gorgonzola. Coloca el strudel en una fuente de horno con papel vegetal debajo y mete en el horno, que ya estará precalentado a 180ºC. Hornea durante 35 o 40 minutos o hasta que veas bien doradito tu strudel. Saca en el horno y deja enfriar.

Presentación:

Sirve tu strudel de espinacas y queso gorgonzola, lo puedes presentar entero o bien partido en rodajitas. Este plato se puede tomar un poco tibio, pero también frío. Sea como sea, ¡está riquísimo!

Esta verdura es un alimento muy nutritivo que sirve para cientos de recetas. Descubre todas las propiedades de las espinacas y comienza a añadirla a tu dieta

Leave a Reply