Trucos y tips

Tipos de esponjas de baño ¿Cuál es mejor?

esponjas

¿Sabes cuántos tipos de esponjas de baño existen? ¿Sabías que cada una tiene una función diferente? Si nunca te habías planteado estas cuestiones es, posiblemente, porque nunca te has parado a reflexionar sobre las muchas propiedades que tiene un buen baño.

Además de por razones de higiene personal, el baño es uno de los momentos más placenteros del día, ya que nos proporciona una agradable sensación de placer y tranquilidad, pues el agua tibia te ayuda a descargar tensión y el estrés. Pero además de esto, es el momento ideal para cuidar la piel. Para conseguirlo, el gel de baño juega un papel fundamental, pues dependiendo del tipo de piel, habrá que elegir el que más se adapte a nuestras necesidades. Y tan importante como el gel, es la esponja, pues aparte de ayudar a extender el jabón o el gel, también son capaces de exfoliar y masajear, dependiendo de su naturaleza.

Para saber qué tipo de esponja de baño debes utilizar según nuestro tipo de piel, su estado o tu objetivo, es fundamental conocer las clases que existen y cuáles son sus beneficios.

En líneas generales, debes saber que existen dos grandes grupos de esponja de baño: las de origen natural y las sintéticas. Veamos qué clase incluye cada grupo:

Esponjas naturales

Marinas

Como su nombre indica, son aquellas que proceden del mar. Sus propiedades para la piel se conocen desde hace siglos, entre las que se encuentran: limpia en profundidad evita irritaciones, promueve la circulación sanguínea e incluso controla la grasa producida por la piel.

Si alguna vez las has tocado, verás que tienen una textura rugosa, sin embargo, al mojarlas, son muy suaves y manejables, lo que les hace perfectas para las pieles más delicadas, como pueden ser la de los bebés.

Luffas

Estas esponjas son de origen vegetal, ya que provienen de una planta silvestre. Están catalogadas como hipoalergénicas, por lo que son las más recomendadas para niños y bebés. Más allá de limpiar la piel, el principal atractivo de las luffas es que también actúan contra uno de los problemas estéticos más frecuentes entre mujeres: la celulitis. Además, estimulan la circulación, exfolian y eliminan las células muertas. Precisamente por esta cualidad, este tipo de esponja es especialmente útil como exfoliante facial natural en el caso de las pieles grasas, ya que su textura favorece la apertura de los poros, provocando así su limpieza y evitando los molestos brillos.

Esponjas sintéticas

De malla

Gracias a sus amplios pliegues, esta esponja de baño en forma de borla transforma unas pocas gotas de gel de baño en una untuosa y suave espuma: la mejor manera de economizar los productos del baño, a la vez que disfrutas de sus propiedades. La esponja de baño de malla permite purificar y exfoliar suavemente la piel, eliminando las células muertas y evitando que se formen pelos enquistados.

Sintéticas

Son las más usadas. El mercado ofrece una amplia variedad de este tipo de esponjas. Las hay de colores, doble cara e innumerables formas y colores. Las fibras pueden ser suaves o medianas, según tu tipo de piel y con las que te sientas más cómodo. Son las más económicas y también las de peor calidad.

Y ahora que conoces la amplia variedad de esponjas de baño que existen y su función solo te queda elegir la que más y mejor se adapte a tus necesidades. Y para su perfecta conservación, tampoco está de más que conozcas la mejor manera de desinfectarlas. Sigue leyendo para descubrirlo.

Posts relacionados

Deja tu comentario