Belleza, Moda y belleza

Tres zonas olvidadas en la hidratación diaria

En lo que a cuidado de la piel se refiere, las mujeres son muy dedicadas pero se olvidan de tres partes del cuerpo que, curiosamente, son las principales delatoras de la edad: cuello, escote y manos. Empiezan a olvidarse de ellas desde jovencitas, no cuidando su hidratación y eso pasa factura. Cuello, escote y manos son los eternos olvidados.

¿Acaso te acuerdas de extender hacia abajo con un masaje la hidratante de día o de noche cuando te la aplicas?
Te ayudamos a que cuides más al triángulo delator, ¡pecadora!

¡Arriba las manos!

No vamos a decirte que esto sea un atraco, pero sí que vamos a pasarles revisión. Si están ásperas, mal empezamos. La crema de manos tiene que convertirse en un imprescindible en tu bolso. Aplícala sin moderación, en cuanto las notes tirantes o las veas rojas por el frío.

Puedes elegir la crema en función a tus necesidades: hidratante, antimanchas, antiedad… La exfoliación es un punto a tener en cuenta. No es necesario que te gastes un dineral en una mascarilla específica.

Con media cucharada de aceite y un poco de azúcar conseguirás un exfoliante hidratante casero y barato.

Cuidado manos

Cuello de cisne

Es una zona muy atractiva y con un fuerte sentido erótico, pero también puede convertirse en un enemigo. Tu cuello debes hidratarlo y protegerlo de agresiones externas. En invierno, utiliza pañuelos y bufandas para protegerlo del frío (y de los resfriados). La crema hidratante diaria para la cara será tu bálsamo. Antes de aplicarla, sécate el cuello minuciosamente y extiéndela con un ligero masaje de abajo a arriba.

Como ocurre con la espalda, la postura es muy importante. Si pasas muchas horas delante del ordenador, intenta estar lo más recta posible. Te dolerá y también aparecerán las terribles arrugas. Estírate y anda recta.

El cuello también entra en el ritual del maquillaje. ¿Qué significa eso? Exacto, tienes que desmaquillar toda la zona cada noche.

Belleza en cuello y escote

Escote sexy

Todas las mujeres sueñan con tener un escote liso, que no delate su edad. Pero cometen el error de no prestarle la atención necesaria. Al tomar el sol, suelen olvidar esta área tan sensible y el ‘astro rey’ hace de las suyas envejeciéndolo.

El deporte también es importante para mantener el escote terso y firme, la natación es uno de tus aliados. Hidrátalo todos los días y, con la edad, elige cremas reafirmantes. Los embarazos, la lactancia y la gravedad se irán poniendo, poco a poco, en tu contra.

¿Te han quedado claros los pasos a seguir? ¿Sugieres alguno más?

Imágenes: L’Oréal París, Bourjois.

Posts relacionados

Deja tu comentario