Moda y belleza

7 Trucos de belleza esenciales

belleza maquillaje

¿Has pasado una mala noche y tienes unas ojeras que pareces un osito panda? ¿Tu rostro está apagado y a tu piel necesita luminosidad? ¿Tienes una cita muy especial y has amanecido con un grano en la frente? No te preocupes, que no cunda el pánico, hoy compartimos contigo unos sencillos trucos de belleza con los que estarás perfecta en poco tiempo.

Damos por hecho que cuidas tu piel siguiendo una rutina de cuidado facial constante y adecuado a tu tipo de piel y llevas una dieta saludable y equilibrada. Sin embargo, el estrés, el cansancio, la falta de sueño e incluso la ley de Murphy pueden hacer que el aspecto de nuestro rostro deje mucho que desear. Pues bien, para estos momentos de emergencia, es importante tener una serie de trucos con los que conseguir un buen aspecto en tiempo récord.

¡Toma nota!

Di adiós a las ojeras con el corrector

Uno de los   mejores aliados en estos momentos es, sin duda, el corrector. Este cosmético te ayudará a tapar las ojeras, manchas, rojeces  o incluso alguna inoportuna imperfección. Sobre cómo hay que aplicarlo, debes saber que lo puedes hacer antes o después de la base de maquillaje. Si te lo aplicas antes,   apenas se notará que has utilizado corrector; por el contrario, si te lo echas después de la base, notarás cierto “pegote” pero en cambio, el corrector cubrirá más. ¡Tú eliges la opción que más te convenza!

Pon color a la cara

Que un ligero bronceado siempre favorece es algo que todos sabemos. ¿Pero qué pasa si aún no hemos ido a la playa? El mercado ofrece cremas con color que además de desempeñar su función hidratante también actúan como base de maquillaje.

Rostro perfecto con el contouring

Conseguir un rostro aparentemente perfecto no pasa necesariamente por someterse a costosos tratamiento de belleza o incluso pasar por un quirófano. ¿Has oído hablar del contouring? Se trata de una técnica de maquillaje con la que puedes resaltar u optimizar cualquier parte de tu rostro (y cuerpo): tus mejillas, la nariz, los ojos, los labios, la frente, la barbilla, la mandíbula… cualquier zona que te puedas imaginar, y lo mejor de todo es que solo debes tener en cuenta tres reglas básicas: debes aplicar el tono más claro en las zonas que quieras resaltar, el tono oscuro a las zonas que quieras disimular y, por último, es esencial que difumines todos los tonos a la perfección para conseguir un acabado súper natural.

Ilumina la mirada

En cualquiera de sus formatos, el iluminador es el cosmético que no debe faltar en tu neceser. Como su nombre indica, su objetivo es crear un punto de luz, tanto en la cara como en el cuerpo, aunque lo normal es utilizarlo en el rostro. Especialmente a la hora de maquillar los ojos. Marcar y difuminar en la zona del lagrimal aportará un brillo especial a la mirada. ¡Pruébalo y todos notarán la diferencia!

brochas de maquillaje

Juegos de sombras

Si lo que quieres es potenciar la mirada, hazte con el set de sombras de ojos que mejor se adapte al color de tu iris. Por ejemplo:

Sombras para ojos azules / grises

  • Te van: la gama completa de azules y grises, plateados, y los rosas y lilas. También te quedarán bien: los marrones y, para contrastar, amarillos, naranjas y rojos pastel.
  • Olvídate: los verdes.

Sombras para ojos verdes

  • Te van: la gama de verdes y marrones pardos (sobre todo si el verde del iris es oscuro). También te quedarán bien los rosas y lilas, para contrastar, los rojizos anaranjados y morados. Además de los tonos dorados.
  • Olvídate: los azules

Sombras para ojos marrones

  • Te van: en general, casi cualquier color encaja con los ojos marrones, pero destacaremos los morados, rosas y dorados.
  • Olvídate: los verdes y azules claros.

Sombras para ojos negros

  • Te van: marrones, grises y negros ahumados. También te quedarán bien: dorados, morados y rosas y en general casi cualquier toque de color.
  • Olvídate: los verdes o azules intensos.

Mejillas sonrosadas

Darle un toque de color a tus mejillas puede ser un detalle muy coqueto . Eso sí, tienes que tener cuidado y no pasarte, pues podrías parecerte a Heidi. Lo ideal es que lo apliques sobre el pómulo según la forma de tu cara. Así si tienes una cara recta, lo mejor es que apliques en diagonal, de la mejilla a la oreja; por el contrario, si tienes la cara redonda, parte desde la mejilla hasta la sien dibujando una C.

 Labios que dejan huella

Ya sea con un brillo translúcido, un gloss rosado o bien un labial rojo mate, es fundamental que tus labios vayan maquillados para completar la sesión de make-up.  Eso sí, para lograr un equilibrio, es importante que si llevas los ojos muy marcados utilices un pintalabios de color muy suave; y si lo que quieres es llamar la atención sobre la boca, utiliza un labial de color intenso y lleva los ojos sin apenas maquillaje.

Y ahora que te hemos destapado los trucos esenciales para estar perfecta… Hay que recoger después. No te pierdas esta guía sobre cómo limpiar tus brochas de maquillaje

Posts relacionados

Deja tu comentario