Trucos y tips

Trucos para que la máscara de pestañas no se seque

Máscara de pestañas

Uno de los problemas más comunes de las máscaras de pestañas es su rápida sequedad. Seguro que alguna vez has utilizado un rímel que contenía unos incómodos grumos o que, directamente, está tan seco que resulta imposible usarlo.
Para evitar este tipo de inconvenientes, que además, ocurre con casi todas las marcas, te vamos a dar algunos trucos para revivir un rímel en malas condiciones. Te los contamos:

Evitar bombear y frotar el cepillo

Lo principal para combatir la sequedad de una máscara de pestañas es cuidarla. Hay que evitar, a toda costa, meter y sacar el cepillo, consecutivamente antes de aplicar la máscara. Esto acelera la aparición de grumos y por tanto hace que se seque más rápido.

De la misma manera, no hay que frotar el cepillo en el borde del bote cuando la cantidad sea excesiva. ¿Y cómo lo hacemos entonces? Se puede usar una toallita de papel, que es más delicada. Pero sobre todo, hay que evitar un despiste muy común como es dejar el rímel mal cerrado. Si lo cerramos bien, evitaremos que entre aire y de esa forma no se secará.

Introducir el cepillo en agua caliente

Si ya es un poco tarde y se nos ha secado un poco, pondremos el cepillo bajo un chorro de agua caliente y lo mantendremos ahí entre 30 segundos y 1 minuto para que se humedezca. Esto diluirá el interior y evitará que se espese.

Marcas de rímel

Aceite de jojoba o de almendras

Un truco muy efectivo para evitar que se seque el rímel es añadir unas gotitas de aceite de jojoba o de almendras. Los dos funcionan por igual, así que es cuestión de preferencias personales o lo que os resulte más fácil de conseguir. Sólo se necesita añadir un par de gotas para evitar convertir el producto en excesivamente graso. Una vez añadidas, hay que agitar el bote para que se esparzan equitativamente por el interior. Funciona de maravilla. Llámalo magia.

Agua termal de Avène

Otro secreto fantástico y algo desconocido es aplicar agua termal de Avène en el cepillo. Lo más práctico es utilizar un vaporizador, para que el agua llegue a todos los puntos del cepillo y controlar la cantidad que echamos. Con vaporizarlo ligeramente, una o dos veces, conseguiremos humedecerlo lo suficiente para fluidificarlo.

Si sigues estos consejos, una máscara de ojos os debería de durar aproximadamente seis meses. Aunque esto, también, depende de la marca, ya que las de mejor calidad durarán más. Encuentra las mejores marcas y compra tu máscara de pestañas en la sección de maquillaje de Clarel. Pero ya sabes, ¡con las pestañas no se juega!

Imagen Pinterest Sephora

Posts relacionados

Deja tu comentario