Niños y familia

Un juguete para cada etapa de crecimiento

Seguro que más de una vez has dicho la frase “Si esto hubiera existido cuando yo era pequeño…”. Y es que es así: el mundo del juguete se ha expandido tanto que la oferta ahora es impresionante. Con tanto donde elegir, es normal que nos perdamos cuando queremos elegir qué comprar para nuestros hijos. Por eso, te damos algunos consejos para que te guíen a la hora de escoger un juguete con el que se entretendrán los pequeños.

La edad es lo más importante

Los niños cambian muchísimo de un año a otro. Con todos estos cambios, las necesidades también varían y debemos tratar de reforzar unos aspectos concretos en cada etapa de crecimiento.

bloques

Los bebés más pequeños no parecen ser muy conscientes de lo que tienen alrededor, pero lo son. Necesitan estímulos constantes para activar su curiosidad. Por eso, es bueno rodearles de colores brillantes y formas diferentes, con sonajeros o alfombras de juego. Una vez que empiezan a imitar los sonidos que escuchan, es momento de pasar a los juguetes con sonido. Por ejemplo, muñecos que hablan o cuentos que recitan palabras. Así, les ayudaremos a asociar sonidos con imágenes para reconocer palabras.

Los niños que ya caminan tienen que aprender a controlar su cuerpo y a mejorar su coordinación. Los juguetes apilables y puzzles les ayudan a descubrir las formas, la importancia de mantener el equilibrio y aprenden a identificar formas nuevas.

Saca su lado creativo

Cuando ya pasan los dos años, es momento de empezar a explotar el lado creativo de los pequeños. ¿La apuesta segura? Un bloc de dibujo y una caja de pinturas. Lo ideal es sentarse a dibujar con ellos, para que nos imiten y descubran que con la pintura en la mano, ellos son quienes tienen el control y pueden dibujar a su antojo.

Este es un buen momento también para introducirles al mundo de los instrumentos musicales. Podemos empezar por un teclado pequeño y dejarles que lo toquen sin miedo. Al principio puede ser un poco caótico, pero poco a poco empezarán a identificar qué sonidos suenan mejor y descubrirán la armonía.

piano

Los niños más mayores, de 5 y 6 años, ya se comunican perfectamente y están empezando a leer y escribir. Los muñecos les permiten crear sus propias historias y estimular su imaginación, tan necesaria para que el cerebro se desarrolle bien. Los puzzles trabajan su capacidad lógica y su paciencia. También pueden empezar a jugar con estrategia con juegos de cartas o de mesa.

A partir de los 7 u 8 años, los niños saben manejar perfectamente dispositivos electrónicos. Existen multitud de aplicaciones adecuadas para su edad que podemos incorporar a sus ratos de juego, para mejorar su vocabulario y agilidad mental. Además, al dejarles jugar con una tablet o un móvil, podemos aprovechar para enseñarles el valor de la responsabilidad de cuidar de un aparato que vale mucho dinero.

Si se avecina el cumpleaños del pequeño de la casa, en Oportunidades DIA encontraréis multitud de juguetes para todas las edades.

Posts relacionados

Deja tu comentario