Recetas

Un mojito para combatir el calor

El mojito es un trago dulzón, refrescante, suave y agradable. Es ideal para combatir el calor gracias a los cítricos y a la hierbabuena. Imposible situarlo en otro lugar que no sea El Caribe. Toma un trago, cierra los ojos, y te sentirás entre las angostas y animadas calles de la vieja Habana, entre almendrones que pasan rugiendo (los coches clásicos americanos de los años 50) a ritmo del mejor son cubano. ¿Se te ocurre un plan mejor? Sí, prepararlo en casa. ¡Toma nota de esta receta de mojito!

Ingredientes

865_IMGL3153

  • Azúcar moreno (8 cucharadas)
  • Lima (4 uds., más 1 ud. para decorar)
  • Ron (blanco, 200 ml)
  • Hielo (picado)
  • Hierbabuena (8 ramas)
  • Gaseosa (200 ml)

Paso 1:
Lava con mucho cuidado las ramas de hierbabuena y sécalas ligeramente con la ayuda de un paño de cocina limpio, o bien, de un papel de cocina absorbente. Rompe ligeramente los tallos de la hierbabuena sin llegar a partirlos y haz lo mismo con las hojas. Coloca esta hierbabuena en el fondo de cada vaso. Eso sí, resérvate una ramita pequeña, con las hojas bien bonitas y enteras para decorar al final.

Paso 2:

Continúa tu receta de mojito añadiendo el azúcar moreno a los vasos.

Paso 3:

Antes de partir la lima, hazla rodar por encima de la tabla de trabajo presionándola un poco. Una vez hecho esto, pártela por la mitad y añade el jugo a los vasos de tu receta de mojito.

Paso 4:

Con la ayuda de una cuchara o, mejor aún, del palo del mortero, aplasta ligeramente estos tres ingredientes en el fondo del vaso, para que se mezclen bien y se deshaga un poco el azúcar. Ten en cuenta que se trata de mezclar los ingredientes, no de machacar la hierbabuena.. Así que, ¡hazlo con cuidado y suavidad!

Paso 5:

Con la ayuda de una batidora potente o de una picadora, pica el hielo hasta dejarlo. No completamente picado pero sí en pequeños trozos.

Paso 6:

Añade hielo hasta la mitad del vaso, incorpora después del ron y remueve con una cucharilla para que se mezcle todo bien. Rellena el vaso con más hielo picado y termina tu receta de mojito con la gaseosa. Mezcla de nuevo con la ayuda de una cucharilla de coctelería.

Presentación

Termina tu receta de mojito con una ramita de hierbabuena, una rodaja de lima y… ¡a disfrutar!

Sugerencia

No dudes en elaborar esta receta de mojito con azúcar moreno marca DIA, que aportará el sabor que necesita este cóctel clásico. Conseguirás que te sientas como en la mismísima Habana. Como decía una de las cubanas más universales, Celia Cruz… ¡azúcar!

Bebida de marineros

El origen del mojito está en la mezcla que bebían los rudos marineros del siglo XIX para combatir el escorbuto. El escorbuto es una enfermedad grave, producida por la falta de vitamina C, que el cuerpo humano emplea para sintetizar el colágeno. Era una enfermedad muy habitual en los marinos que pasaban largas temporadas en alta mar sin frutas ni verduras frescas, ya que entonces no existían medios de conservación.

Para combatir el escorbuto, que en mitad del océano se convertía en una enfermedad mortal, los marineros tomaban una mezcla de alcohol barato, una especie de aguardiente con zumo de limón, que les prevenía de la enfermedad. Y como la mezcla era intragable por la mala calidad del alcohol y porque los cítricos no siempre estaban en buenas condiciones, añadían azúcar y alguna especia para dar sabor. En su origen esta bebida se llamaba ‘El Draque’, en honor al pirata inglés y comerciante de esclavos Sir Francis Drake.

Recetas con premio

En Demos la vuelta al día, cada mes regalamos 5 escapadas gastronómicas entre las recetas que nos envían nuestros usuarios. Así que, ¿a qué esperas para ponerte el delantal y cocinar ese plato que tan bien te sale, y que tanto gusta a tu familia? ¡Envíanos tu receta!

Posts relacionados

Deja tu comentario