Hábitos saludables

Usos de la rosa mosqueta

rosa mosqueta

La rosa (de) mosqueta, cuyo nombre científico es Rosa egglanteria o rubiginosa, es una planta arbustiva originaria de Europa central. Sus usos se han concentrado, tradicionalmente, en el campo de la estética, debido a sus propiedades medicinales en el cuidado de la piel y en la salud.

Aceite de Rosa Mosqueta, un clásico de la cosmética

Desde hace siglos, el mundo de la belleza tiene a la rosa mosqueta como una de sus grandes aliadas para mimar la piel. Para ello, siempre se ha utilizado en forma de aceite corporal, extraído directamente de las semillas, pues está comprobado que esta loción tiene  una acción reparadora, regeneradora, antioxidante, nutritiva, antiinflamatoria, estimulante, antibiótica, vasodilatadora, emoliente y reafirmante sobre la piel, entre otras propiedades.

Pero si pudiéramos concretar algunos de las muchísimos usos que se le puede dar al aceite de rosa mosqueta, estos serían los principales:

En general, este aceite es especialmente beneficioso para las pieles más secas y frágiles, pues dado su poder de hidratación, les ayuda a obtener el equilibrio necesario.

  • La rosa mosqueta es un gran regenerador, por lo que aplicar un poco de aceite sobre las cicatrices es perfecto para atenuarlas, independientemente de su origen: quemaduras, acné, suturas..etc.
  • Si tienes estrías y sufres por ello, prueba a aplicar un poco de aceite sobre ellas y notarás como cada vez se notan menos. Especialmente recomendable es en el caso de las mujeres embarazadas, pues una aplicación de dos veces al día, como mínimo, puede prevenir que aparezcan estrías en la zona abdominal y en el pecho.
  • El aceite de rosa mosqueta es especialmente efectivo en las pieles más delicadas, como las de los bebés en casos de dermatitis del pañal.
  • La psoriasis y dermatosis en la piel afecta a un 2% de la población mundial, una enfermedad crónica sin cura definitiva. Sin embargo, los avances médicos, junto a la rosa de mosqueta, hacen más llevaderos los brotes que la caracterizan;
  • Son muchas las cremas anti-edad que tienen entre sus componentes aceite de rosa de mosqueta, pues ayuda a atenuar y disfrazar las arrugas y las líneas de expresión, además de prevenir el envejecimiento prematuro de la piel.
  • Tras la depilación, la piel se queda irritada y muy sensible. No dudes en aplicarte una buena cantidad de aceite de rosa de mosqueta para hidratarla y devolverle a su estado natural.

Un aliada para nuestra la salud

Como hemos dicho anteriormente, la rosa de mosqueta también tiene propiedades muy beneficiosas para nuestro estado de salud, aunque para podernos aprovechar de ellas será necesario consumirla en formato infusión.

  • Así, si tomamos el hábito de tomarnos una tacita de rosa de mosqueta estaremos contribuyendo a fortalecer el sistema inmunológico, dado su potencial regenerador.
  • En época de gripes y catarros, su alto contenido en vitamina C nos ayudará a librarnos de los virus.
  • Todos aquellos que sufren episodios de estrés, también pueden encontrar alivio con una infusión de rosa de mosqueta.
  • Y los que quieran bajar de peso o bien tengan problemas de retención de líquidos, piedras en el riñón o vesícula, también pueden beneficiarse de esta disolución natural, dado su poder diurético.
  • Además de la rosa mosqueta, otro de los aceites más valorados en la industria cosmética es el aceite de argán. ¿Quieres saber qué es, su origen y cuáles son sus propiedades? Sigue leyendo.

Posts relacionados

Deja tu comentario