Trucos y tips

Ventajas y consejos para pintar las paredes tú mismo

Ya sea porque buscas un cambio de imagen, para tapar manchas o simplemente para rejuvenecer el aspecto de tus paredes, se recomienda pintarlas cada dos o tres años.

¿Alguna vez has pintado una habitación, cocina o salón tú mismo? Si tu respuesta es sí, seguro que estarás de acuerdo con muchos de los beneficios de practicar este DIY.

¿Cuáles son las ventajas?

Es una actividad saludable con fines terapéuticos. Te permite disfrutar de un momento para ti, de relajación, donde liberar estrés y tensión. ¡Así que hazlo con una sonrisa en la cara!

Ahorrarás. A pesar de tener que comprar los materiales necesarios, este gasto será mucho menor que pagar a un pintor profesional. Trátalo como una inversión. Si tienes que volver a pintar tu casa, ya tendrás mucho de lo que necesites en casa.

Funciona como un plan de unión social; un momento divertido para compartir con tu pareja, familia o amigos. ¿A quién no le gusta una pelea de rulos de pintura? Sí, somos muy peliculeras…

Si no estás satisfecho con el resultado, siempre puedes volver a hacerlo hasta que quede como te gusta, sin coste adicional. Además, al hacerlo con más calma, es más probable que consigas el terminado que buscas a la primera.

Por si te surgen dudas, te dejamos algunos trucos prácticos para que todo te salga redondo:

Consejos de preparación

Ilumina bien la zona a pintar, ya sea con luz de dentro o de fuera. Esto te ayudará a identificar fallos más rápidamente y así poder corregirlos a tiempo. Si la luz exterior no es suficiente, enciende la luz del cuarto o utiliza una lamparilla.

Cubre el suelo con plástico de pintor o papeles de periódico, para evitar manchas imborrables.

No te olvides de tapar y proteger los interruptores. Si no están en uso, es incluso mejor retirarlos completamente y así evitar cualquier tipo de ocurrencia.

Abre bien las ventanas para que la brisa del aire acelere el secado. De este modo, te librarás antes del olor fuerte de la pintura, que puede causar mareos.

Consejos artísticos

Mantén el techo siempre blanco para lograr una sensación de mayor altura y amplitud del espacio.

Es importante optar por un terminado mate en los salones y habitaciones. Para la cocina y el baño, resulta apropiado elegir tonos con más brillo, que aporten un toque más higiénico.

Bueno, ¿te hemos convencido a animarte con tu propio DIY? Cuéntanos tus experiencias, ¡queremos leerlas!

Posts relacionados

Deja tu comentario

Comentarios 1