Moda y belleza

Vestir bien para ir al trabajo durante el verano

vestir bien verano

Posiblemente, el verano sea la estación más alegre del año. El calor, más horas de luz, y especialmente, las vacaciones suponen un “chute” de energía y alegría considerable que se nota hasta en nuestra manera de vestir.

Shorts, vestidos y tops se apoderan de nuestros armarios dando lugar a looks atrevidos, coloridos y sobre todo muy alegres.

Pero ¿cómo podemos adaptar estas tendencias para ir a trabajar? Para facilitarte la tarea, aquí tienes una serie de consejos. Te ayudarán a mantener la elegancia y discreción que exige el ambiente laboral, sin renunciar por ello a la comodidad y la alegría de la moda estival.

El algodón, tu mejor aliado frente al calor

Aunque no es muy habitual fijarse en la composición de las prendas, te recomendamos que en verano sí mires la etiqueta para así poder elegir los tejidos más adecuados para el verano. El algodón es el tejido veraniego por excelencia, ya que permite la transpiración y hará que sudes menos. También el lino y la viscosa pueden ayudarte a que pases menos calor estos días.

Colores claros y brillantes

El color de tu atuendo también puede ayudarte a mitigar los efectos de las altas temperaturas. Los colores claros atraen menos el sol, por lo que sentirás menos calor. Los colores brillantes y llamativos, propios del verano, te ayudarán a dar alegría a los últimos días de trabajo antes de las vacaciones.

Vestidos sí, pero por debajo de la rodilla

Tal y como ya vimos hace unas semanas, los vestidos siguen siendo tendencia esta temporada. Y es lógico, pues alivian mucho el calor. En esta ocasión y al tratarse de un outfit para ir a trabajar, lo mejor es que sean por encima de la rodilla y en caso de que lleve tirantes o no tenga mangas, puedes utilizar una chaqueta o rebeca de algodón o calada.

Pantalones y faldas para ir más cómoda

Si eres de las que prefieren la comodidad de los pantalones, mejor que sean anchos. Los pantalones ajustados dan más calor. Lo mismo se puede aplicar a las faldas, busca aquellas con las que vayas más fresquita.

Camisas de seda

Son muchas las empresas que imponen un código de vestimenta muy estricto a sus empleados. Si éste es tu caso, y tienes que seguir vistiendo camisas en verano, opta por camisas ligeras y suaves. Las camisas de seda, o con un alto porcentaje, son una buena opción, ya que permiten la circulación del aire y son muy cómodas.

Calzado

Si importante es elegir la ropa para ir elegante y cómoda, y trabajar con el hándicap del calor, acertar con el calzado lo es aún más. Las sandalias, ya sean planas o de tacón, suele ser la opción más recurrente a la hora de ir a la oficina. Pero, nuestro consejo, es que pruebes a utilizar zapatillas o cuñas de esparto, que resultan muy ligeras. Además, aportan altura y elegancia; y si eres de las que les gusta un buen tacón, atrévete con los peep toe.

Los complementos marcarán la diferencia

Para completar tu look estival para ir al trabajo, añádele algunos complementos que combinen y marquen la diferencia. Puedes buscar fulares de tejidos vaporosos, bolsos grandes de colores vivos o incluso de mimbre, collares y pulseras a conjunto, etc. Y no te olvides del maquillaje durante el verano y nuestros consejos para que te aguante todo el día.

Posts relacionados

Deja tu comentario