Hábitos saludables

Sandía: vitaminas, propiedades y beneficios

vitaminas sandía

Albaricoque, cereza, melón, melocotón…todos ellos tienen algo en común: son frutas de verano. Sin embargo, si hay una típica de estas fechas ésa es, sin duda, la sandía.

Su sabor dulce, el tomarla bien fresca y su poder de hidratación son sus principales características. Las vitaminas de la sandía son incontables y además traen consigo muchos beneficios para la salud. ¿Quieres saber cuáles?

Propiedades de la sandía

La sandía contiene un alto contenido en agua, por eso unos trozos de fruta pueden saciar la sed de manera sabrosa y muy saludable.

Otro de los rasgos característicos de esta fruta es la importante carga vitamínica que tiene como es la vitamina E, B y C, entre otras.

También cabe destacar su contenido en calcio e incluso hierro. Además de magnesio y potasio, lo que explica las virtudes de esta fruta para reponer pérdidas de sales minerales después de hacer deporte.

Beneficios de comer sandía

Seguro que no sabías que la sandía tuviera tantas e interesantes propiedades…pero ¿sabes cómo se traducen en beneficios? Aquí te los contamos.

Aliado contra el cáncer

El licopeno que da ese color rojo tan característico también es un excelente antioxidante, que desempeña un papel muy importante en la lucha de cierto tipos de cáncer, como por ejemplo mama, próstata, útero o pulmón.

Corazón…de sandía

Aunque la canción habla del “Corazón de melón”, es la sandía la que realmente cuida de la salud de este órgano. Y es que la sandía es una fuente natural de L-citrulina, fundamental para el mantenimiento de la elasticidad de las arterias y los vasos sanguíneos.

Reduce la presión arterial

La ciencia ha demostrado que la sandía también cuida del sistema circulatorio, pues tiene un efecto vasodilatador que trae consigo una regulación de la presión sanguínea.

Hidrata pero no engorda

La sandía tiene un alto porcentaje de agua, por lo que es una excelente manera de hidratarse y por tanto es muy diurética. Esto hace de la sandía a una de las grandes aliadas si quieres reducir peso.

Controla el azúcar

Pese a ser dulce, la sandía ayuda a mejorar los niveles de azúcar en sangre, lo que significa que es apta para personas diabéticas y pueden incluirla en su dieta sin ningún tipo de problema.

Piel sana con sandía

Por si fueran poco todos los beneficios ya mencionados, la piel también puede experimentar las bondades de esta fruta. La razón se debe a que tanto el licopeno, la vitamina A y el agua pueden favorecen que el rostro esté más hidratado y más cuidado. Así que, ¿a qué esperas para tomar una raja de sandía?

Rica en vitamina A, B6, C y ácido fólico y, además, libres de grasa y colesterol. Las vitaminas de la sandía son innumerables, no tienes ningún motivo en contra para no incorporarla a tu dieta.

Y ahora que sabes lo importante que es comer sandía, puedes tomarla sola o bien como ingrediente de otros platos. Como, por ejemplo, ensalada de sandía.

Posts relacionados

Leave a Reply